La compañera incomoda, la ansiedad

Hola a tod@s!

En este blog vamos a hablar de la ansiedad ¿Qué es? ¿cuántos tipos hay? un testimonio de alguien que tuvo problemas de ansiedad y daremos al final 10 Tips para un mejor manejo, ya que hoy en día es una compañera incomoda de nuestros días. Cabe mencionar que nos ayuda a estar alertas, pero se puede hacer la división entre ansiedad sana y patológica.

Ansiedad sana: nos ayuda a enfrentar una amenaza real, por ejemplo: vivir un robo

Ansiedad patológica: aparece sin estar presente una amenaza real y afecta a distintas áreas de vida.

La ansiedad frecuentemente se confunde con angustia, y entre los expertos hay polémica de sus definiciones, aquí te decimos una breve diferencia de estos dos términos.

La angustia es un estado emotivo de la existencia humana que no es una realidad, sino una posibilidad que la persona tiene. Por ejemplo: alguien quien se angustia por el futuro.

La ansiedad son los síntomas físicosque experimentas como: sudoración en las manos, palpitación del corazón, fatiga, dificultad para concentrarse, entre otros.

Por lo general, la ansiedad y la angustia se viven juntas.

De acuerdo al DSM-5 (Manual de Diagnóstico de las Enfermedades Mentales) existen diferentes tipos de ansiedad:

Ansiedad por separación: miedo excesivo e inapropiado para el nivel de desarrollo del individuo a separase de seres queridos.

Mutismo selectivo: fracaso constante al hablar en una situación (laboral, escolar, social).

Fobia específica: miedo a objetos o una situación específica.

Fobia social: miedo intenso a estar expuesto a la mirada, ser juzgado.

Trastorno de pánico: ataques de pánico recurrentes.

Agorafobia: miedo a espacios abierto y/o cerrados o a estar solos fuera de casa

Trastorno de ansiedad generalizada: presentado síntomas de:

  • Inquietud, es decir, estar con los nervios de punta
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarse
  • Problemas de sueño
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular

Nota informativa: Sabías qué 300 millones de personas en el mundo padecen de ansiedad.

Aquí les dejamos un testimonio de alguien que presentaba ansiedad y cómo fue que pudo manejarla.

Viviendo lo que para muchos es normal y no lo es: la ansiedad.

Hola!, no sé por donde comenzar, quisiera decirles que no fue fácil, quizás lo nombre mi pequeño mundo de color negro o tan terrible como un infierno viviente, si, sé que suena extremo y exagerado, pero no se imaginan lo que es despertar cada día pensando en todo aquello que aún no sucede o intentar dormir a una hora razonable porque todo un enjambre de pensamientos llega así de súbito.

En esos momentos, recurría a mi pensamiento optimista, de salir adelante o quizás rezar, pero frecuente lo que llegaba a mi mente era: ¿Qué pasaría si mañana salgo tarde de casa y me encuentro con todo el tráfico de la ciudad? Entonces llegaría tarde al trabajo y ¿si pasara lo mismo la otra semana?, pff me van a despedir y luego ¿cómo pagaría las cuentas?

Se imaginan pensar eso cada noche, ya no sabía que hacer, pero ahí no acababan mis pensamientos y preocupaciones constantes, comencé a preocuparme de manera excesiva por lo que iba a pasar el próximo año, en 5 años y hasta en 20 años.

Una tarde me encontraba en el tráfico, comencé a pensar que mi futuro sería así hasta por 20 años más, me imaginé sentada en el mismo coche, con unas arrugas horrorosas, un cuerpo nada atlético y simplemente mi vida había sido un desperdicio, empecé a llorar como niña, ¿se dan cuenta? estaba llorando por algo que aún no sucedía, es más me preocupaba tanto por lo que iba a pasar, pero no en lo que iba a comer esa tarde.

Comprendí que algo estaba mal cuando me sudaban las manos, me encontraba alerta todo el tiempo, como si estuviera esperando que algo terrible me pasara, todo me molestaba a la mínima provocación me irritaba con todos, los músculos del cuello estaban contraídos.

Llegué a mi casa empece a buscar información de lo que me pasaba, quería un medicamento, un remedio mágico que me ayudara, algo rápido que me quitara todo lo que tenía, busqué en muchos sitios web y nadie me decía que esto iba terminar rápido.

Era algo tan arraigado en mí, había aprendido a vivir de esa forma, leí la historia de alguien muy parecida a mi, ella mencionaba que había asistido a terapia, la verdad cuando lo leí, de inmediato me preocupe y entró en mi un sentimiento de miedo, ¿Cómo iba a ir a contarle a alguien, algo que ni si quiera yo comprendía?

Busqué en internet y después de ver muchas opciones al fin me decidí por una. Al estar dentro de su consultorio al inicio sentía que las dos nos poníamos a prueba, pero cuando me di cuenta que ella no iba a decir nada a nadie, entré en confianza y empecé a hablar de todo lo que me estaba sucediendo. La psicoterapeuta me dijo que tenía ansiedad, me explicó en que consistía y que mucha gente la padece, me ayudó a reconocer los síntomas y a que yo desarrollara mis habilidades para un mejor manejo de mi ansiedad.

No fue rápido, ni de la noche a la mañana el cambio, pero por fortuna hoy, puedo decir que es lo que me pasa y lo mejor de todo, ya no me imaginó en 20 años arrugada y en el tráfico, ahora disfruto el organizar mi día para darme tiempo para hacer muchas cosas que quiero hacer, si claro que me preocupo pero no por lo de un año o 10 años, si no que me ocupo por lo que tengo que hacer hoy.

Aquí te dejamos unos TIPS para un mejor manejo de la ansiedad

Si te encuentras o conoces a alguien en esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, el personal de ARANA te puede ayudar.

Related Posts

Dejar un Mensaje