El vínculo más intenso y duradero que te acompaña. El Apego 2ª parte

Hola a tod@s!

En nuestro blog anterior, vimos qué es el apego, cuál es su clasificación y cómo el apego con los  padres influye en la forma en como interactuamos con los demás; Pues éste se encuentra relacionado de manera directa con las principales emociones que experimentamos cuando estamos en contacto con los demás ya sea en las relaciones interpersonales o específicamente en pareja, por ejemplo: hay personas que su  forma de relacionarse con el otro es por  medio de la confianza o quizás por la ansiedad, lo cual provoca que se sientan tranquilos o incómodos.

De acuerdo a la teoría del apego, existen tres formas universales de apegarse, pero las conductas en cómo se expresa cada uno de ellos es tan diverso como las personas, es así que la manera de actuar va relacionado con los Modelos de Operación Interna que son esquemas relacionales  que en conjunto con la teoría del apego se distinguen cuatro:

  1. Forma segura: la persona se percibe a sí misma como un ser positivo y a los otros los ve igual.
  2. Forma de rechazo: se tiene una idea positiva de sí mismo pero negativa de los demás.
  3. Preocupado: existe una percepción negativa de si mismo pero positiva del otro
  4. Evitativo temeroso: presenta una idea negativo de si mismo y los demás.

Es así que las personas de acuerdo a la forma en cómo se ven a sí mismas y a los demás tienden a encajar con ciertas características de otras personas ya sea que se acomplan por las cualidades positivas o negativas, es ahí cuando escuchamos el famoso ¨siempre buscas el mismo modelo de pareja¨, no te preocupes lo importante es que uno al darse cuenta de sus formas de ser pueden rescatar sus habilidades y desarrollar nuevas para tener relaciones interpersonales satisfactorias tanto para uno como para la personas que están a nuestro al rededor.

 

Seguro encontraste algunos rasgos de ti en la información anterior, ahora te preguntarás ¿qué puedes hacer para tener relaciones interpersonales más satisfactorias?

Algo que debes de tener presente es que la mejora o el desarrollo de habilidades es individual, si has decido mejorar puedes empezar haciendo una lista de tus características como persona, cómo es que te relacionas con el otro y cuáles son las emociones que experimentas.

Si percibes que tus relaciones con los demás no son lo que esperas, no dudes en buscar una asesoría profesional, la cual te ayudará a sentirte mejor en tu manera de desenvolverte con los otros.

A continuación les dejamos un testimonio de una persona que identificó su apego:

Ahí estaba yo, en mi primera relación de pareja, con todas las ilusiones que te prometen en las películas de amor o en las famosas novelas de Shakespeare. Sí, tenía todas las esperanzas puestas en que sería una gran historia de esas dignas de ser contadas y hasta envidiadas por todos.

Pero la vida me tenía preparada una historia con guiones y escenas distintas a las que yo quería. Ahí me encontraba con mis 21 años de edad pegada a un teléfono esperando que sonara y pasaban tan solo 5 minutos sin que el llamara, me invadía la angustia más terrible, me sentía un tanto abandonada, como si no me quisiera o peor aún, que no era digna de ser amada, conforme más pasaba el tiempo esperando esa llamada más miedos me llegaban, era una tormenta de inseguridades que es inexplicable y la única manera de expresarlo era por medio del llanto. Era tanta mi preocupación que ponía a cargar mi celular aunque tuviera el 80% de batería. En ocasiones dejaba de hacer todo lo que tenía que hacer porque me sentía tan desesperada por pasar todo el tiempo con esa persona porque tenía la idea de que si no era así él  se olvidaría de mí.

Como era de esperarse esa relación no fue cómo yo esperaba, terminamos y tuve una nueva pareja al poco tiempo y adivinen qué, efectivamente sucedió lo mismo. Mis amigas me decían que no podía ser así, con tanto miedos y angustia, decidí ir a talleres de relajación me ayudaron para calmar mi cuerpo pero había algo más de fondo. Me negaba a la idea, pero entendí que si quería una relación satisfactoria algo tenía que hacer, fui a terapia y comprendí que no solo era así con mi pareja sentimental, si no con TODOS.

Hoy después de algunos meses de terapia, de entender lo que es el apego, me siento tranquila conmigo misma y sé como interactuar con las demás personas sin sentirme ansiosa, hoy si vivo más de cerca una película de amor y no de terror como antes.

Atte. Una persona con un apego en transformación.

Si después de leer este blog, conoces a alguien que necesite ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, en ARANA contamos con psicólogos profesionales que pueden ayudar a esa persona que estimas.

Dejar un Mensaje