Ser mujer en pleno siglo XXI

Hola a tod@s!

Ya que en este mes se conmemora a la mujer, hemos decidido hablar de ella. En la actualidad existen cifras sorprendentes por sus logros que son dignas de admirar, en donde el esfuerzo las ha llevado a realizarse de manera tan única, pero a la vez se viven cifras tan altas de mujeres que viven violencia y aún la cifra tan pequeña de las que acuden ayuda es de 1% se encuentran en situación de riesgo. 

Hoy por hoy, el cambió más grande que se busca es la dignificación de la mujer, empezando por ella misma, ya que cuando las personas se auto-valoran, tienen una mayor probabilidad de darse a respetar, actuar con seguridad y por lo tanto otorgándose el mayor cariño así misma.

En la historia han habido ejemplos de mujeres que han abierto las puertas en diferentes áreas. Una de ellas fue Marie Curie, la primera persona en recibir dos Premios Nobel, uno en física y otro en química con sus estudios sobre el campo de la radioactividad. Sin duda, una mujer que en el siglo XX y en la actualidad pone el ejemplo de donde podemos llegar, no solo como mujeres, sino como seres humanos.

Otro ejemplo es Margaret Thatcher, una mujer que se abrió paso en el ámbito político de Reino Unido, primera mujer en ser primer ministra en este país. Cabe mencionar que es uno de los cargos con mayor influencia y poder en el sistema político de este país. Un ejemplo más de una gran mujer que ha hecho historia en el mundo.

Claro, hay ejemplos de mujeres que han marcado la historia en la humanidad, pero no necesitamos ser grandes mujeres históricas, para ser importantes, cada una marca la diferencia en su entorno y gracias a esto es que la sociedad comienza a moverse.

En la actualidad hay mucha presión entre las mujeres por tener qué hacer de todo, ser madre, cuidar de los hijos, hacer los quehaceres de la casa, trabajar y estudiar o seguirse preparándose profesionalmente. Y por si fuera poco, la exigencia que hacerlo todo bien. 

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el trabajo no remunerado en labores del hogar y de cuidado, actividades que son realizadas principalmente por mujeres, tiene un valor económico que supera los 4.6 mil millones de pesos, equivalentes al 23.2 por ciento del Producto Interno Bruto Nacional (PIB) nacional.

Estas cifras definitivamente son impresionantes, uno de los trabajos que en la actualidad es muy juzgado, no solo por los hombres, sino también por las mujeres es ser  ama de casa, entendiéndose que este trabajo que consiste en administrar y hacer de todo lo que se necesita en la casa, sino también en cuidar de los hijos y esposo., llevarlos a la escuela y sus actividades, sí están enfermos cuidarlos, hacer de comer, etc, y atenderlos en sus necesidades emocionales.

Cualquier mujer que entienda los problemas de llevar una casa, está muy cerca de entender los de llevar un país. Margaret Thatcher

Con esta frase hecha por la primera ministra Margaret Thatcher nos demuestra que el trabajo de llevar los asuntos de una casa, no es cualquier cosa, tal vez en nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a ver que las mujeres administren, resuelvan los problemas de la casa, esposo, hijos, etc, sin embargo, es un trabajo con el que puedes entender los problemas de un país. 

A continuación les dejamos dos testimonios de dos diferentes ejemplos de mujeres que hay en l actualidad

Hola, qué tal disculpa que escriba a prisas pero realmente he estado ocupada, ya sabes a veces el tiempo se hace muy corto. Hoy he decido compartirte un poco de mí, soy mercadóloga de profesión realmente es algo que disfrutó mucho hacer, desde que estaba en la universidad conseguí un buen trabajo, tuve la oportunidad de hacer un master lo cual me ha ayudado mucho. 

Es tanto el gusto que tengo por lo que hago que muy pocas veces lo veo como un deber. Actualmente tengo 41 años, estoy casada con un hombre que igualmente disfruta lo que hace, hemos emprendido varios proyectos juntos que han salido lo mejor posible. 

Para mí, él y yo somos una familia completa, efectivamente no te he hablado de hijos porque no los tengo, si ya sé, el tren se me fue pero lo más agradable es que fue una decisión consciente. Tenía mis dudas pero no por mí, era lo que iban a pensar de mí he escuchado de todo, que me voy a arrepentir, que no me voy a realizar como mujer o peor aun quién me cuidará cuando sea mayor. Eran tanta la presión que pedí ayuda profesional, no para cambiar de idea de no ser mamá, si no a aprender a manejar mejor la opinión de los demás. Hoy comprendí que ser madre es algo maravilloso pero no algo que a mí me gustaría. Ser mujer, también es tener la oportunidad de decidir qué ser.

Atte. Una mujer que se dedicó a su pasión profesional

 

La verdad no sé como empezar a escribir pero me gustaría compartirle algo, soy una mujer de pleno siglo XXI varias me preguntan cómo es posible que haya renunciado a mis sueños y aspiraciones todo porque actualmente soy mamá de 4 niños maravillosos. Hablé con mi esposo sobre la situación de trabajar y atender a los niños, hicimos una lista de los pros y contras de cierta situación. 

Hoy la verdad disfrutó estar en casa no es que me sienta menos mujer o menos competente, pero saber que sigo siendo una mujer valiosa aun quedándome en casa no fue un camino fácil y más porque los que estaban a mi alrededor me juzgaban y al mismo tiempo yo también empecé a hacerlo, me di cuenta que necesitaba ayuda. Tome un proceso de terapia porque me sentía triste, mis amigas me decían que no estaba haciendo nada de mi vida que el quedarse en casa cualquiera, pero la verdad es que es mucho trabajo no sólo físico, también emocional. Cuando estaba en sesión me di cuenta que había sido un acto de valor, por tomar una decisión que me llenará a mí y no a los demás. Hoy comprendo que estar en casa es algo de dicha para mí y vivir así es un privilegio. Hoy en pleno siglo XXI siendo una mujer con profesión y muchas caminos por recorrer tomé la senda de ser una mujer de estar en casa por derecho y no por obligación.

Atte. Una mujer que da su corazón y habilidades a su hogar.

Si después de leer este blog, conoces a alguien que necesite ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, en ARANA contamos con psicólogos profesionales que pueden ayudar a esa persona que estimas.

Dejar un Mensaje